- jueves, 26 de mayo de 2016

QUE OS JODAN PUTAS CUESTAS

350 km. 5 días. 8000 metros de desnivel positivo y cruzar en 3 días 2 veces los Pirineos no es una tarea sencilla, y menos con una rodilla operada hace 3 meses.


Ahora, antes de seguir leyendo, dale al play y aprende también lo que me enseñó este trayecto:


Durante este viaje, te encuentras muchas cuestas. Cuestas interminables que te tiras subiendo durante más de 3 horas. Cuestas tendidas sencillas de superar. Cuestas duras y cuestas muy, muy duras de hasta el 30% de desnivel. Cuestas que te pillan de imprevisto. Hay cuestas cortas y mojadas. Incluso hay cuestas en las que tendrás que retorcerte encima de la bici hasta que veas la cima al final.


Son las mismas putas cuestas que te encuentras en esta vida. Ya sean largas, cortas, tendidas, a primera hora o al ocaso del día. Cuando ya no puedes estar más hundido aparece la rampa más difícil de todo el camino. En ese momento lo importante es no acojonarse y saber que aquí estamos para subir cualquier cuesta por empinada que sea. Y sobre todo, que o lo hacemos nosotros o nadie nos va a subir allá.


Que os jodan putas cuestas. Esta vez, mi rodilla ganó.

1 comentario: